Para mantener una vivienda limpia y desinfectada nada mejor que la lejía, es algo que no admite ninguna duda. Este producto es capaz de eliminar cualquier tipo de virus como el del resfriado, bacterias y hongos, Sin olvidar los malos olores que se pueden instalar en tu hogar como producto de estas enfermedades.

Además, no podemos olvidarnos de ventilar bien la casa cuando estemos haciendo las tareas del hogar después de levantarnos. Diez minutos son suficientes. Es importante tener a raya la humedad, puesto que la sequedad del ambiente hace tus vías respiratorias más vulnerables.

También tenemos que puntualizar que una buena alimentación hace que tus defensas sean fuertes y fiables. Además de una buena higiene personal y limpieza, este es un pilar básico para estar en guardia y frenar cualquier infección.

Con estos sencillos consejos, incluida la desinfección de tu vivienda, conseguirás fortalecer tus defensas y combatir los resfriados en casa. Y es que siempre prevenir es mejor que curar.