Lavar a mano es el método más efectivo pero que más tiempo nos lleva. Para llevarlo a cabo, siempre es necesario tener a mano unas esponjas y bayetas con las que evitar marcas, roces y pequeños arañazos. De entre todo el abanico de posibilidades que existen tendremos donde elegir para cristales y ventanas, para el salpicadero o gamuzas de gran tamaño para arrastrar la suciedad. Sin olvidarnos de las bayetas de microfibra, para secar los materiales sin necesidad de dar varias pasadas en el mismo lugar.

La opción más óptima para dejar el coche como nuevo tras los rigores del verano es hacernos con un kit completo para lavar y encerar nuestro vehículo. En el mercado,  hay muchos productos donde podemos elegir.

Estos productos permiten elimina la grasa del motor, la suciedad en la pintura y otras marcas de agua sin afectar a ningún material o tejido. Muchos de ellos son aptos para el interior como el exterior, su fórmula repele el polvo y el agua, protegiendo las superficies durante meses. Además, recuerda, que si deseas echar un vistazo a detergenteschampús y jabones que cuiden la pintura de tu coche, sin dañarla, también hay una amplia gama.

Comparte!