fbpx

En tiendas y supermercados nos encontramos tantos productos de limpieza que nos podemos volver locos. Pero no debemos desesperar, son tan solo cinco productos los que necesitamos para mantener limpio nuestro hogar.

1. Limpiador multiusos

Nuestro comodín. Puede usarse para limpiar los muebles de la cocina y el horno, el cuarto de baño o los suelos de madera y baldosas. Si lo utilizas con asiduidad, los grifos estarán relucientes tanto como si emplearas un producto específico. Tiene la gran ventaja de ser económico.

2. Líquidos abrasivos

Para erradicar las manchas más resistentes, la eficiencia de los líquidos abrasivos está más que demostrada. Sus pequeños gránulos arrasan con la suciedad sin dañar la superficie. Limpian el lavabo, el fregadero de acero inoxidable y la placa de cocción. Eso sí, tenemos que tener cuidado y no usarlo en vitrocerámicas. También en formato de polvo abrasivo.

3. Detergente lavavajillas

La grasa de los platos, esas huella en el cristal de los vasos y las marcas de pintalabios, sartenes y cazuelas se limpian muy fácil con detergente lavavajillas. Para las manchas más resistentes es muy útil para ablandarlas antes o recurrir a un estropajo de acero inoxidable. El detergente del lavavajillas sí sirve para poder limpiar la placa vitrocerámica, pero es recomendable secarlas después con un papel de cocina.

4. Vinagre de limpieza

Este producto disuelve la cal y los restos de orina. Solo hay que verter el líquido en el borde de la taza del váter con el producto y dejarlo actuar durante 30 minutos. Posteriormente, solo tenemos que actuar con la escobilla frotando la superficie y aclararla.

5. Limpiacristales

No es imprescindible pero facilita enormemente la tarea de limpiar. Necesario para limpiar ventanas y espejos, también la placa vitrocerámica. Es fácil preparar tu propio limpiacristales, mezclando 3 partes de agua destilada por cada una de alcohol de quemar.