Elementos de la casa que se resisten a la limpieza

Elementos de la casa que se resisten a la limpieza

Te contamos algunos trucos para poder limpiar mejor elementos de la casa que se te resisten.

La alfombra que situamos en la entrada de casa y usamos para limpiar la suela de zapatos al entrar, acumula muchos ácaros y suciedad. Mantenla limpia una vez al mes como mínimo. Y sitúa el zapatero en el recibidor, así te podrás quitar los zapatos en cuanto llegues y ensuciarás menos.

Ten en cuenta este consejo a la hora de limpiar el polvo de los muebles. Antes de hacerlo tienes que pasar la aspiradora, ya que si no lo haces puedes mover alguna suciedad que acabe otra vez en los muebles.

Las cortinas son ese elemento del salón que siempre dejamos para limpiar en otro momento. El aspirador puede convertirse en el mejor aliado para esto y tendrás un resultado perfecto.

En la cocina, comienza limpiando sitios que entran en contacto directo con los alimentos. El final de la limpieza será el suelo, primero aspirando y después desinfectando.

A la hora de limpiar el dormitorio la cama es uno de los elementos clave. Ve más allá de las sábanas: no olvides darle la vuelta al colchón al menos una vez al mes para que se ventile, y limpiar el polvo de debajo de la cama.

Comparte!

La limpieza para combatir el resfriado

Para mantener una vivienda limpia y desinfectada nada mejor que la lejía, es algo que no admite ninguna duda. Este producto es capaz de eliminar cualquier tipo de virus como el del resfriado, bacterias y hongos, Sin olvidar los malos olores que se pueden instalar en tu hogar como producto de estas enfermedades.

Además, no podemos olvidarnos de ventilar bien la casa cuando estemos haciendo las tareas del hogar después de levantarnos. Diez minutos son suficientes. Es importante tener a raya la humedad, puesto que la sequedad del ambiente hace tus vías respiratorias más vulnerables.

También tenemos que puntualizar que una buena alimentación hace que tus defensas sean fuertes y fiables. Además de una buena higiene personal y limpieza, este es un pilar básico para estar en guardia y frenar cualquier infección.

Con estos sencillos consejos, incluida la desinfección de tu vivienda, conseguirás fortalecer tus defensas y combatir los resfriados en casa. Y es que siempre prevenir es mejor que curar.

Comparte!
Las tres partes de tu hogar que más debes cuidar en la limpieza

Las tres partes de tu hogar que más debes cuidar en la limpieza

Desde la llegada de la pandemia, nuestro hogar se ha vuelto mucho más habitado que nunca. Comemos más en casa, pasamos más tiempo por las restricciones, incluso hacemos actividades que nunca hemos realizado. Por todo ellos, vamos a relatarte las tres partes de tu hogar que más debes cuidar en la limpieza.

La cocina es una ubicación de la casa que tiene que tener una limpieza diaria, quizás no a fondo, pero sí a todos los días. Aquí se concentran posibles focos de infección y por ellos debe ser uno de los que más limpios deben permanecer. Sea mucho o poco tiempo, la máxima higiene es necesaria y recordamos esa importancia de lavarse las manos más que nunca.

El baño o zonas de aseo. Llegas a casa después de una dura jornada de trabajo y quieres darte una buena ducha de agua caliente. Pues esa ducha puede generar multitud de gérmenes y no limpiamos diariamente la bañera, cuando son zonas de gran acumulación de gérmenes.

Ahora vamos a hablarte del salón y del comedor. Son las dos zonas donde permanecemos la mayor parte del tiempo. Entramos en casa con los zapatos de la calle y pasamos por estas zonas y podemos ir dejando gérmenes sin darnos cuenta. Para eso, se recomienda utilizar toallitas húmedas cada día para pasarlas por muebles que tocamos frecuentemente, como las mesas y las sillas. No nos olvidemos tampoco de los pomos de las puertas. Y también muy importante darle un repaso al sofá. Evidentemente, si al llegar a casa nos descalzamos para limpiar nuestros zapatos y de la misma forma, nos lavamos las manos, reducimos mucho las posibilidades de contagio.

Comparte!
Lavar el coche a mano es el método más efectivo

Lavar el coche a mano es el método más efectivo

Lavar a mano es el método más efectivo pero que más tiempo nos lleva. Para llevarlo a cabo, siempre es necesario tener a mano unas esponjas y bayetas con las que evitar marcas, roces y pequeños arañazos. De entre todo el abanico de posibilidades que existen tendremos donde elegir para cristales y ventanas, para el salpicadero o gamuzas de gran tamaño para arrastrar la suciedad. Sin olvidarnos de las bayetas de microfibra, para secar los materiales sin necesidad de dar varias pasadas en el mismo lugar.

La opción más óptima para dejar el coche como nuevo tras los rigores del verano es hacernos con un kit completo para lavar y encerar nuestro vehículo. En el mercado,  hay muchos productos donde podemos elegir.

Estos productos permiten elimina la grasa del motor, la suciedad en la pintura y otras marcas de agua sin afectar a ningún material o tejido. Muchos de ellos son aptos para el interior como el exterior, su fórmula repele el polvo y el agua, protegiendo las superficies durante meses. Además, recuerda, que si deseas echar un vistazo a detergenteschampús y jabones que cuiden la pintura de tu coche, sin dañarla, también hay una amplia gama.

Comparte!
La patata, el aliado perfecto para limpiar

La patata, el aliado perfecto para limpiar

Las patatas están riquísimas, en todas sus variantes, y pueden mezclarse con todo tipo de plato, pero lo que desconocías es que puedes usarlas para limpiar muchas cosas de la casa. ¡Ojo! La patata, el aliado perfecto para limpiar.

• Rallador: A todos nos incordia una barbaridad limpiar el rallador tras usarlo. ¿Consecuencia? Los restos de limón o queso se quedan pegados y secos. Antes de que nos quedamos sin estropajo o sin manos, lo mejor es coger una patata cruda y rallarla con el utensilio. Lo dejarás como nuevo. 

• Espejos: tienes que partir una patata cruda por la mitad y después frotar. Luego pasa un trapo con vinagre blanco, sécalo con otro trapo y ya tienes el resultado perfecto.

 

• Baldosas: si el suelo o baño ha perdido el brillo, hay un truco de experto que puedes usar: cuece patatas y usa el agua para frotar las baldosas. También sirve para los azulejos.

• Horno y cacerolas: pela unas cuantas patatas y no tires la piel, pues te servirá para limpiar las paredes del horno. Debes dejarlas en una bandeja y encender el electrodoméstico. Los vapores que emanarán reblandecerán los restos de las paredes. Luego, simplemente, pasa una bayeta húmeda y listo. La patata pelada la podrás usar para limpiar las zonas negras de las cacerolas de acero inoxidable. Solo tienes que frotar y luego enjuagarlas. 

• Zapatos: si de pronto te has quedado sin betún y tienes el calzado de cuero supersucio, coge una patata. Pártela por la mitad y frota sobre el cuero. Luego pasa un paño y ya está, como nuevos.

Comparte!
Pasta dental para limpiar gafas, joyas y paredes

Pasta dental para limpiar gafas, joyas y paredes

Se le asignan muchas funciones (muchas de ellas falsas) a la pasta de dientes pero esta que te vamos a contar seguro que nunca la has escuchado, y te va a sorprender. Si te decimos que la pasta dental puedes ser un aliado perfecto para limpiar lo mismo dejas de leer, pero es algo que resulta infalible y te lo vamos a explicar con todo detalle. Además, son muchos los profesionales de la limpieza que recurren a este producto para poder tener un mejor resultado en todos sus trabajos. Casi se ha vuelto indispensable. Así que toma nota, además de quitar la suciedad que se acumula entre dientes y encías tendrás que aplicar la pasta dental para limpiar gafas, joyas y paredes:

• Limpiar las gafas: Debes aplicar solo un poco de pasta sobre los cristales, evitando la montura, untarlo suavemente sin forzar demasiado y para después meterlo bajo del grifo del lavabo para eliminar cualquier resto. Por último, solo tienes que secarlas y verás el resultado que obtienes. ¡Ojo! Este tratamiento también lo puedes usar para los cristales que tengas en el cuarto de baño. Este es un truco importante para evitar que se empañen durante la ducha.

 Limpiar metales: Todas las joyas que tengas también pueden estar limpias y reluciente con el tratamiento de patata dental. Aplicas sobre el objeto y frotas con un paño humedecido en agua, quitarás todos los residuos como por arte de magia. 

• Limpiar paredes: Sí, también las paredes las puedes limpiar con pasta de dientes. Añade una pequeña porción de dentrífico en un cepillo y un paño. Eso es todo lo que vas a necesitar para quitar las manchas de tus paredes.

Comparte!